Historia de BELNE

Así nació BELNE

«En poco tiempo viví como mi vecina con 70 años se le murió el marido y le quedó una pensión muy baja, ella sola no podía hacer frente a los gastos. Luego le pasó a una amiga de la vecina de unos 65 años y así fuí descubriendo más y más casos parecidos. Es como si "algo o alguien" me dijera, ¿quieres más muestras?.»

«Cuando empecé a buscar datos sobre este problema, descubrí que casi no habían y lo poco que encontré es del 2011. Para que os hagáis una idea de la envergadura de este colectivo: La tasa de riesgo de pobreza en mujeres mayores de 60 años y más, después de las transferencias sociales (pensiones, entre otras ayudas) es del 24% aquí en España. Es un colectivo cada vez más numeroso y con mayor riesgo de exclusión.»

 

Historia de BELNE

Estas mujeres nacieron antes al 1950 y han atravesado circunstancias históricas que acarrearon a nuestro país difíciles situaciones económicas, políticas y sociales. Su contribución a la modernización de España, aunque silenciosa y por tanto invisible, ha sido decisiva. Gracias a ellas, a su preocupación por la nutrición, higiene y salud, la tasa de mortalidad infantil disminuyó drásticamente. Pero además su interés por la educación, que muchas de ellas no han tenido, ha sido fundamental para elevar el nivel cultural de las generaciones actuales.

«Les debemos mucho. Son mujeres fuertes y luchadoras que siguen activas y tienen mucho por ofrecer.»

Historia de BELNE

«Mientras andaba buscando cómo las podia ayudar, me di cuenta que son muy buenas haciendo todo tipo de manualidades (punto de media, ganchillo, cosiendo...) y me propuse crear calzado de alta calidad, que incorporara partes del diseño que pudiesen ser tejidas y cosidas por ellas.»

«Y aquí estamos, trabajando convencidas que otro tipo de economia es posible, donde tu compra contribuye el 100% a mejorar la calidad de vida de mujeres luchadoras.»

«Siempre he soñado con un mundo más equilibrado, hasta que me dí cuenta que no podemos esperar a que los políticos se decidan a actuar.
Cada uno de nosotros, sólo con nuestra decisión de compra podemos contribuir a cambiar el rumbo.»



Isabel Garriga, Fundadora.